REDUCCIÓN DE SENOS

REDUCCIÓN DE SENOS

Mamoplastia de Reducción

PRINCIPALES BENEFICIOS

  • Reduce tamaño y volumen de los senos
  • Mejora dolores de espalda ocasionados por el peso de los senos
  • Optimiza posición de los senos
  • Retira exceso de piel y glándula mamaria
  • Corrige asimetrías de los senos y mejora el contorno corporal
¿QUIERES CONOCER MÁS?
VER VIDEO

Este procedimiento busca reducir el tamaño de los senos, mejorando su forma y posición en el tórax, se realiza en aquellas pacientes que presentan senos demasiados grandes, lo cual afecta la estética corporal o en algunos casos se realiza por problemas funcionales que ocasionan dolores crónicos de espalda, cuello y senos ocasionados por el peso.

La cirugía de reducción no debe sacrificar la estética de los senos por disminuir el tamaño de la cicatriz, por ello es que debe quedar claro que la cicatriz es inevitable, pero el procedimiento permitirá que la forma, el tamaño y la posición de los senos sea más adecuada. Con la mayoría de las técnicas no se altera la lactancia futura ni la sensibilidad. 

¿QUIÉNES PODRÍAN SER CANDIDATOS A ESTE PROCEDIMIENTO?

Por lo general, pacientes que tienen los senos de gran tamaño, ya sea posterior a múltiples embarazos, crecimiento exagerado de los mismos durante la adolescencia o en pacientes con sobrepeso. 

Pacientes insatisfechos con el volumen de sus senos.

Pacientes que presentan dolores de espalda crónicos como resultado del peso  de sus senos.

Pacientes con senos asimétricos que presenten un seno muy voluminoso.

RECUERDE QUE...

El resultado de la mamoplastia de reducción se va observando de forma progresiva, por lo general toma entre seis y doce meses para observar un resultado definitivo.

En senos muy grandes, aunque se haga el intento de resecar la misma cantidad de tejido en ambos senos y dar el mejor resultado, se pueden presentar pequeñas asimetrías.

Es muy importante el cuidado de la alimentación y el control del peso en los pacientes, pues el aumento de este puede llevar a un crecimiento de los senos posterior al procedimiento.

Dependiendo de cada caso particular y de los hallazgos del examen físico, las incisiones pueden ser pequeñas o requerir de procedimientos más extensos con mayores cicatrices que permitan lograr una apariencia estética entre los senos y el contorno corporal.

Las cicatrices de la mamoplastia de reducción por lo general quedan en la parte inferior del seno, lo cual hace que queden ocultas por el brasier y los vestidos de baño. En los tres primeros meses será notoria y al cabo de un año serán casi imperceptibles en la mayoría de personas.

prev next