BLOG

¿Quieres tener un cuerpo saludable? Aprende como conservarlo

Para que dejes las excusas y empieces a realizar ejercicio sin necesidad de gastar mucho tiempo ni dinero. Te recomendamos estos sencillos ejercicios...

¿Quieres tener un cuerpo saludable? Aprende como conservarlo

Muchas veces en nuestra vida diaria, hemos evitado hacer ejercicio porque nos da pereza, y la excusa la mayoría de las veces es que no tenemos tiempo ni plata para empezar una rutina en un gimnasio. Pero la verdad es que si queremos tener un cuerpo sano, debemos dedicar treinta minutos al día a hacer algún tipo de actividad física. Recuerda que no solo  es cuestión de verte mejor, es un tema de salud y bienestar para tu cuerpo y mente. Se ha demostrado por ejemplo, que el ejercicio aumenta la serotonina, un químico natural que impide que te deprimas y te hace sentir más feliz. 

Para que dejes las excusas y empieces a realizar ejercicio sin necesidad de gastar mucho tiempo ni dinero. Te recomendamos estos sencillos ejercicios que te ayudarán  a tener el cuerpo que siempre has querido, lo mejor de todo es que podrás realizarlos en tu casa.

La plancha

La plancha: 

Este ejercicio se ha popularizado porque a pesar de lo simple que puede llegar a ser, le permite a las personas trabajar todo el cuerpo y si se realiza con frecuencia y constancia puede hacer que quien lo haga pierda un poco de barriga. 

En una colchoneta o tapete para hacer ejercicio, apóyate sobre los antebrazos y los dedos de los pies, mientras contraes el estómago. Los codos deben quedar por debajo de los hombros y la espalda debe estar recta. Una vez así, debes mantener el equilibrio mínimo por 20 segundos. 

La plancha

Sentadillas:

En el entrenamiento se utilizan las sentadillas para fortalecer, tonificar y reafirmar las piernas. Este ejercicio permite la formación de la masa muscular, por eso, en clase de educación física en el colegio mucha gente tuvo que hacerlas.

Para empezar, debes pararte con las piernas separadas y sujetar una barra sobre los hombros.

Mantén la espalda recta, flexiona las rodillas y baja los glúteos como si fueras a sentarte en una silla invisible. Resiste en esta posición por unos minutos y vuelve a la posición inicial. Te aconsejamos hacer 3 series de 10 repeticiones. Practicar este ejercicio es una excelente manera de tonificar los glúteos y mejorar la forma de tu cola.

La plancha

Estiramiento de piernas: 

Este ejercicio permite trabajar las piernas y el estómago. Para hacerlo, debes contraer el abdomen. 

Acuéstate boca arriba con los brazos apoyados en la zona lumbar. Las piernas deben estar bien estiradas y juntas. Empieza a elevarlas, lo que más puedas hasta arriba como si intentaras llegar al techo. La idea es que mantengas las piernas elevadas sin perder la posición del cuerpo; al bajarlas debes hacerlo lentamente hasta la posición inicial.

La plancha

El puente:

Esta postura es muy usada en las rutinas de ejercicios convencionales, sin embargo, también es popular en las prácticas de yoga. Esta actividad fortalece las piernas y los glúteos, al mismo tiempo, previene la aparición de la celulitis. 

Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta o  en un tapete especial para hacer ejercicio, flexiona las rodillas y pon los pies rectos en el piso. Levanta la pelvis hasta formar un puente. Este ejercicio tiene variaciones como el arco, que necesita el apoyo de las manos en el piso. En esta postura, la persona debe mantenerse sobre las palmas de las manos y las plantas de los pies. 

La plancha

Estiramiento del abdomen:

Después de hacer ejercicio, es importante que realices una rutina de estiramientos para evitar dolores musculares después del ejercicio. Por ello, el estiramiento del abdomen tonifica y sirve para que el cuerpo se recupere de las rutinas. Te aconsejamos hacer esta actividad al final.

Acuéstate boca abajo con el cuerpo estirado y las manos en el piso, levanta los brazos, sosteniendo el cuerpo y dejando que la parte de adelante del cuerpo se vaya hacia atrás.

Los beneficios de hacer alguna actividad física son innumerables. Para empezar, ayudan al sistema cardiovascular porque mejoran la circulación, disminuyendo la posibilidad de un ataque cardiaco. Al hacer ejercicio, las personas mejoran la calidad del sueño y por ende, aumentan la concentración, la memoria y la capacidad de reacción. Por otro lado, al tener una rutina, el peso se puede controlar y mantener. Recuerda buscar una rutina de ejercicios, un deporte, un hobbie o cualquier actividad que permita moverte para mantenerte saludable.  

Nuestros cirujanos plásticos, Carlos Eduardo Lloreda, Simón Harker y Hernando Harker ofrecen una cantidad de procedimientos estéticos que aceleran los resultados del cuerpo que siempre has querido tener. Déjanos conocerte y entender cuales son tus necesidades y deseos, pulsando aquí.